Shasèl, zapatos hechos a mano

El origen

El sistema de trazabilidad Shasèl permite conocer la procedencia de cada uno de los cueros y todo el camino que han seguido hasta llegar a formar parte de tus zapatos.

— Porque cada una de las pieles que empleamos está debidamente identificada.

La piel

En Shasèl somos muy exigentes y para cada zapato seleccionamos cuidadosamente la piel que te brindará el máximo confort.

Los mejores cueros son el sello de calidad Shasèl. Solo vacuno curtido al natural, con curtientes vegetales para que tus zapatos se adapten a tu pie como un guante.

— Solo pieles de vacuno de alta calidad.

Artesanos españoles

Joan Arrey recorrió España para seleccionar a los mejores artesanos zapateros.

Y juntos recuperaron viejas tradiciones para hacer los zapatos Shasèl.

Elegantes. Cómodos. Distinguidos.

— Cuidando con mimo cada detalle.

Obras únicas

Los artesanos de Shasèl pintan a mano cada zapato.

Es por eso que no encontrarás dos pares idénticos, ni con el mismo color.

Por eso tus zapatos Shasèl son inigualables. Únicos.

— Pintados a mano, uno a uno.

Lo que no se ve

Cosido invisible, detalles ocultos, delicadeza, finura, prolijidad, investigación constante y la máxima exigencia para hacer que tus zapatos Shasèl sean cómodos, elegantes, duraderos.

— Cosido Blake